Las disputas entre los altos mandos de las FFAA y el presidente, han dado paso a la revelación de nuevos escándalos y a la remembranza de antiguos escándalos en los que la institución militar se ha convertido en protagonista.

Desde casos resueltos sobre discriminación racial y de grados y/o clases; diferencias exorbitantes con pensiones altísimas en el servicio pasivo, hasta cartas ofensivas al más alto mando de las FFAA y Comandante en Jefe; el Presidente Constitucional de la República; parece ser que los oficiales del ejército suelen saltarse un poco los límites.

Me es importante e imprescindible citar el caso del Capitán de Comunicación Social Edison Fernando Garrido Velasquez, quién, fue ‘dado de BAJA’; es decir separado de las filas del ‘glorioso’ Ejército ecuatoriano, deshonrosamente en junio del año 2016, tan sólo por apoyar abiertamente la gestión del presidente Rafael Correa y exponer en un proyecto literario (libro), sobre la discriminación de clases que existe debido al grado que tiene un militar. El Capitán Garrido, ha apelado esta resolución; sin embargo no han dado solución, ni respuesta a esta injusticia.

whatsapp-image-2016-09-07-at-3-57-31-pm

La carta que recibió, justifica la destitución; ‘faltas disciplinarias a la institución militar’, faltas que fueron juzgadas por un consejo militar disciplinario que no ha dado más explicaciones que las presentes en el oficio. Explicaciones que mencionan “Irse en contra de la institución”.

¿A qué se refiere, con “irse en contra de la institucion”?

¿Qué lineamiento tiene el consejo militar de disciplina, para destituir con la excusa de “Irse en contra de la institución” a un Capitán De Comunicación Social que está en contra de la discriminación de rangos?

¿Será este el mismo consejo disciplinario que se hizo de la vista gorda frente a la falta de respeto hacia el Presidente por parte de un oficial?

¿Por qué sancionan a un capitán que, al parecer lo único que hizo fue apoyar al Presidente de la República y luchar contra la discriminación de clases en las escuelas militares; sin embargo, no, dicen nada cuando un oficial comete una falta disciplinaria al ofender a su Comandante en Jefe en una carta formal?

¿Qué tienen en contra del presidente ciertos oficiales de alto rango, y por qué empieza a sobresalir un vapor de rechazo hacia el presidente que, ciertamente, los lleva a cometer errores infantiles y totalmente cuestionables?.

Preguntas que no tienen una respuesta de una ciudadana común hacia las gloriosas Fuerzas Armadas.

Soy Joanna Játiva Aguirre, hija de un militar en servicio pasivo de la FAE, que vivió esa discriminación de los rangos, debido a la lucha de mi padre en contra de las diferencias y apoyo a la Tropa.

Eso es lo que nos diferencia a los socialistas, nos certifica que estamos del lado correcto y luchamos por la justicia sin condición de clases, razas o etnias.

Joanna Játiva Aguirre
Joanna Alexandra Játiva Aguirre, quiteña de 39 años, residente en Salinas-Santa Elena desde hace 23 años, divorciada tres hijos varones, ingeniera comercial, activista política a partir de Rafael Correa Delgado, de tendencia izquierda de ideología socialista convencida y luchadora desde los 17 años por la equidad y justicia social sin discriminación de edad, raza, etnia y/o género, secretaria nacional de Fuerza Rural-fuerza campesina agrícola.

Un comentario en: #JusticiaCptnGarrido

  1. Sara

    2016/09/12

    Muy de acuerdo Joanna Játiva Aguirre, indigna escuchar y ver como la doble moral campea en el Alto Mando Militar, por eso apoyamos al Sr. Presidente en la lucha por la equidad y justicia en las FFAA, pues a todos nos consta la discriminación de clases en las escuelas militares, los privilegios en todos los aspectos para los oficiales y el maltrato a la Tropa, el doble discurso y la doble moral de los consejos disciplinarios de las Fuerzas Armadas que absuelven y protegen a unos (Ortega, Realpe y otros) que cometieron faltas disciplinarias al ofender a su Comandante en Jefe y dan de baja al capitán Garrido por el delito de manisfestarse a favor del Presidente y la Revolución Ciudadana, tampoco quieren entender que las FFAA son obedientes, NO DELIBERANTES. ¡Ya basta de tanto abuso y prepotencia con los dineros del Presupesto del Estado que es dinero del Pueblo Ecuatoriano, nunca más megasueldos y jubilaciones doradas, a mas de viviendas de lujo, vehículos, pasajes aéreos, viajes de placer al exterior con su pareja, entre otros privilegios; es que acaso tienen corona?

    Responder

Deja un Comentario

  • (no será público)