Pepe Mujica ha sido uno de los tantos líderes de la revolución contemporánea, pero sin lugar a dudas, es un templo de sabiduría itinerante.

Durante el Almuerzo de confraternidad realizado por La Juventud Alianza País Guayas, al que fui invitada como federada, nos envió mensajes claros y precisos a los jóvenes presentes y al resto de los convocados. Uno de sus mensajes fue: “la política es para vivir como viven las mayorías de la sociedad, no como las minorías privilegiadas”.

Los jóvenes tenemos la oportunidad de seguir revolucionando y darle forma a este cambio de época, donde grandes líderes como Mujica nos entregan la posta y con ello el lúcido sentido de la solidaridad.

Rompiendo el protocolo, me acerqué a su puesto y rendí homenaje a sus años de lucha, no solo por lo propio que ha realizado en Uruguay con mis compañeros y compañeras de las poblaciones LGBTI por sus derechos de avanzada, sino por lo que en sí mismo representa el hecho de ser quien es él; un emblema revolucionario que expande revolución a su paso.

Le entregué una bandera LGBTI confeccionada por una madre costurera de nuestros compañeros, como expresión de agradecimiento por su visión inclusiva. Estaba nerviosa y no hubo hecho similar que materializara el nerviosismo que sentí… porque no solo yo, sino mis compañeros LGBTI, estamos ante la carne viva de la condescendencia.

Cualquier ecuatoriano revolucionario, sin ser LGBTI, tiene claro que de tener oportunidad para conversar una hora con Mujica, tomando un té o un cappuccino, hubiesen sido años de enseñanza incomparables, puesto que la sabiduría que emana Pepe de su piel es innegable.

Finalmente entrego con torpeza mi vocativo, para que quede allí materializada su firma, pero para sorpresa nuestra, la firma dejo de ser personal y con ello un mensaje para la comunidad LGBTI del Ecuador, el cual dice: ¡Patria para todos!

Pepe Mujica nos enseña que en efecto una revolución debe ser con todos, y allí estábamos los LGBTI, consuetudinariamente excluidos por la discriminación en gobiernos pasados y que el actual ha marcado la diferencia con nuestra inclusión.

Porque después de todo, al leer bien el mensaje – Patria para todos -, no es para la presidenta de la federación, ni para mis compañeros invitados al almuerzo de confraternidad, tampoco para la población LGBTI en Ecuador, mucho menos para los LGBTI del mundo, en realidad su mensaje es para aquellos que siempre nos han discriminado, excluido, violentado o asesinado.

Y como él mismo dice: ¡Una sociedad en revolución, es una sociedad que tiene cambios profundos, sino no es revolución!

Foto: Acuerdo por la Igualdad Ecuador

Diane Rodríguez
Diane Marie Rodríguez Zambrano, Psicóloga, activista, transfeminista cuya causa se enfoca en los derechos LGBTI. Es directora de la Asociación Silueta X, y presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI. En 2009 creó el primer precedente legal al cambiar sus nombres de masculino a femenino. En 2013 se convirtió en la primera candidata abiertamente transexual en postularse a un cargo de elección popular. Es precursora de la Unión de Hecho Homosexual y del Género Opcional en 2016 para las/los Trans.

Deja un Comentario

  • (no será público)