El 17 de enero, el diario Expreso publicó una noticia titulada “La larga sombra de Odebrecht en Ecuador”, sustentada supuestamente en una entrevista a Conceição Andrade, una ex funcionaria de la constructora brasileña Odebrecht que estuvo a cargo de sobornar a políticos y funcionarios tanto de Brasil como de otros países, entre ellos Ecuador. La documentación que presentó como prueba, comprueba el “modus operandi” para el pago de coimas a los miembros del gobierno ecuatoriano entre los años 1987 y 1992.

Comprendiendo la autocensura y falta de capacidad técnica del diario, se puede verificar el intento frustrado  de confundir a la opinión pública, al mostrar una mezcla ambigua entre las fuentes de investigación sobre el Caso Odebrecht, y así golpear al gobierno de la Revolución Ciudadana. Por un lado está la información de Conceição Andrade que corresponde a un periodo entre 1987 y 1992; y por otro, la “semi denuncia” que en realidad fue apenas una rueda de prensa sin nombres ni pruebas, del Departamento de Justicia de EE.UU. por supuesta corrupción en Ecuador entre 2007 y 2016.

En un momento electoral, se evidencia la intención de afectar la conmemoración de la Década Ganada de la Revolución Ciudadana, faltando apenas un mes para que se realicen las elecciones presidenciales en Ecuador. Los graves errores técnico-informativos me permitieron percibir la acción política por detrás de algo que no pasa de una noticia recalentada.

Para los que inicialmente fueron confundidos por el supuesto hecho noticioso del diario Expreso, les informo que es falso el hecho de que estos documentos se sacan “por primera vez a la luz”, ya que los mismos fueron difundidos hace prácticamente un año.

En una rápida googleada, descubrí que en marzo de 2016 la “Rede Globo” de Brasil fue la autora de la misma noticia con el testimonio Conceição Andrade, quien efectivamente afirmaba ser la responsable por los pagos de sobornos entre 1987 y 1992. Es aquí que comienza la trama construida por el Expreso. La “fuente” del diario fue una de las piezas clave en la estructura de corrupción de Odebrecht, información muy importante que ayuda contextualizar el método de pagos.

Como si no bastara que la noticia fuera vieja, los documentos presentados por el Expreso están disponibles para descarga de manera gratuita, desde 2016 en Facebook. ¿Será que realmente Expreso conversó con Andrade y con la Justicia brasileña para obtener documentos disponibles gratuitamente en las redes sociales?

La historia contada por Andrade para la Rede Globo, es que después de ser liquidada de la empresa, salió “sin querer” con la documentación guardada en una caja con sus pertenencias que estaban en las oficinas de la empresa. Guardó esta documentación sobre la contabilidad paralela de la empresa, y la entregó apenas el año pasado a las autoridades que investigan el caso de corrupción, apodado por la Justicia de Brasil como el Caso “Lava Jato”.

Lo que diario Expreso también no toma en cuenta es que Andrade solo entregó los documentos casi 30 años después, ya que la incriminarían a ella como parte de la estructura de corrupción de Odebrecht, y en este momento ya están prescritos los delitos por los cuales Andrade iría a prisión. Esto no es citado por Expreso, ya que desacreditaría la fuente por completo.

Con esta noticia, los objetivos del diario Expreso quedan claros: 1. Intentar dar sustentación a la rueda de prensa del Departamento de Justicia de EE.UU. sobre la supuesta corrupción de Odebrecht durante el Gobierno del Presidente Rafael Correa. 2. Dejar sobrentendido que al momento de afirmar que el gobierno de la Revolución Ciudadana ha tenido el más alto volumen de contrataciones con Odebrecht, la corrupción ahora sería más grave. 3. Proteger a CAPACO y sus secuaces socialcristianos.

Este reportaje no es más que la simulación de una primicia a partir de una documentación antigua, que implica a 18 funcionarios y políticos ecuatorianos de la era dorada de la Presidencia León Febres Cordero. Por ello, cuando intentan incriminar al gobierno del Presidente Correa, terminan por darle de lleno a la temida “Cosa Nostra” criolla. Nada más y nada menos que Jaime Nebot y Carlos Pareja Cordero, alias “Matraca” y “Secreto 1”, están presentes en la documentación oficial y auténtica, con la pieza clave que faltaba. Inexplicablemente el Expreso esconde los nombres de los acusados.

¿Cómo pueden dignarse un reportero, su editor y su jefe de redacción a autocensurarse, perjudicando así su credibilidad? Diario Expreso bota a la basura la única información realmente novedosa, la foto del único documento original con los nombres de los políticos ecuatorianos que comprueba su participación en el esquema de corrupción. Es lo único en el texto que podría llamarse “noticia”. Esto del punto de vista periodístico es pisotear cualquier tratado sobre lo que es la profesión de un comunicador social. Pero si observamos el punto de vista político, vemos que se consolida la idea de protección de políticos conocidos por sus mansiones compradas por fundaciones y empresas con sede en paraísos fiscales, sus millones de dólares resultantes de la corrupción y un largo historial de atropellos a los derechos humanos. Sobre los hombros de Lasso están los huérfanos del Feriado Bancario, sobre los hombros de alias “Matraca” y “Secreto 1” está el período más nefasto del país, superando las matanzas de García Moreno.

Mientras la misma Rede Globo esconde en su reportaje a los culpables de la corrupción en los gobiernos de derecha, el diario Expreso actúa de manera parcializada. Globo y Expreso solo han denunciado lo que conviene a sus aliados. Para estos medios no importa desinformar a la ciudadanía, si se puede afectar a un gobierno progresista. Y puedo afirmar esto como testigo, pues ese modo de operar se repite en todos los países que son gobernados por líderes de izquierda.

La coordinación intercontinental de la restauración conservadora es tal, que la denuncia del Departamento de Justicia de EE.UU. tiene como base la muy cuestionada investigación realizada por el juez brasileño Sergio Moro. Gran parte de la comunidad de juristas y abogados de Brasil ha lanzado duras críticas e inclusive demandas por atropellos a la Constitución. El procedimiento del juez Moro, ha protegido explícitamente a los políticos de oposición al PT, entre ellos Michel Temer, presidente golpista de Brasil. Muestra de ello es la negativa del juez Moro a aceptar las preguntas que incriminaban a Temer en casos de corrupción con Odebrecht, durante una audiencia judicial.

Además de eso, Moro dio una orden ilegal para intervenir las líneas telefónicas del despacho de la entonces presidenta Dilma Rousseff, como parte de la investigación del caso Lava Jato. Las grabaciones fueron filtradas por él mismo, asumiendo posteriormente la ilegalidad de su acción, pese a que el daño político ya estaba hecho. Los medios de comunicación privados siempre lo apoyaron.

En todo caso, la falsa primicia inicial y la autocensura del Expreso, por falta de habilidad y conocimiento de periodismo, han permitido al actual gobierno nacional, dar algunos importantes pasos. Del punto de vista legal, el aporte de la información de Conceição Andrade ayuda mucho a las investigaciones realizadas por el gobierno ecuatoriano en el caso CAPACO, ya que ella entrega pruebas materiales de la corrupción del periodo 1987 – 1992.

Del punto de vista político, ayuda a la iniciativa del Presidente Correa de luchar contra los paraísos fiscales, principalmente después de su discurso al asumir la presidencia del G77 + China. Vale recordar que Odebrecht compró un banco en el Caribe para poder operar el pago de coimas. Desde este banco se realizaban giros a cuentas de terceros en otros países que alcanzaron 1.600 millones de dólares. Se trata de estos mismos paraísos donde reposan las fortunas de “Matraca” y “Secreto 1”.

Del punto de vista semiótico, descubrir que el apodo de Jaime Nebot es “Matraca”, sorprende por su acertividad. En Brasil, llamar a alguien con ese apodo, sería lo proporcional en Ecuador a llamarlo “cotorra”. Pero en todo caso para no dejar dudas, Google nos muestra que “Matraca” es la molestia que una persona causa a otra u otras insistiendo repetidamente en algo con pretensiones, preguntas, peticiones, correcciones, etc. En este caso, diario Expreso ayudó a crear una nueva adjetivación a uno de los más nefastos políticos de este país.

Amauri Chamorro
Lleva a Corinthians y a sus convicciones en el corazón. Master en Comunicación Política por la Autónoma de Barcelona. Ecuatoriano brasilero, estratega, comunicador pero aún así un buen tipo. Caminando por toda América Latina ayudando en nuestra segunda y definitiva independencia. Cree firmemente que la autocrítica es un eje fundamental de los procesos progresistas. “Aún estamos aprendiendo”.

Deja un Comentario

  • (no será público)