Tras la Segunda Guerra Mundial, muchos teóricos intentaron construir una imagen de la política como búsqueda de la estabilidad, o sea tratar de mantener la vida interna de las sociedades y las relaciones entre sí en un estado de equilibrio homeostático, sin cambios importantes. Para los países emergentes tiene un significado especial y algo diferente, porque es uno de los tres grandes problemas que su política tiene que intentar resolver: independencia, estabilidad y desarrollo.

Uno de aquellos problemas es la estabilidad. La sociedad ecuatoriana es el vivo ejemplo de lo anterior, pues, durante una década experimentó ocho gobiernos (1996-2007), de los cuales ninguno concluyó el mandato constitucional, pasando desde interdicciones por demencia, golpes de estado y llegando al paroxismo con el gobierno de Rosalía Arteaga que solo duró… cuatro días.

Los invito a que realicemos una breve retrospección acerca de un período oscuro  y decadente en la historia del Ecuador.

Principiemos por el inefable Abdalá Bucaram. Posiblemente no muchos de ustedes recuerden que este exmandatario cuando fue edil de Guayaquil, desde 1984 a 1985, tuvo que abandonar (arrancar) del país rumbo a Panamá, ya que en su contra se incoaron dos litigios judiciales, los cuales versaban respecto de malversación de fondos del ayuntamiento guayaquileño y de difamación hacia las Fuerzas Armadas.

Tras su retorno a la patria, en 1996 triunfa en las elecciones presidenciales, asumiendo el cargo en agosto de aquel año. Pero las costumbres, como todos sabemos, son difíciles de erradicar y más aún cuando se trata de prácticas reñidas con la ley, que no es otra cosa que un eufemismo para referirse a la comisión de delitos económicos. Fue acusado por el Tribunal Supremo de cometer: actos DE corrupción y malversar fondos reservados de la presidencia de la república. Lo anterior sirvió como contundente argumento para que el Poder legislativo lo declarara incapacitado mental y lo destituyera el 6 de febrero de 1997. Y como es su costumbre, cuando SE debe huir de la justicia, nuevamente se autoexilió en Panamá, mientras que la Corte Suprema dictaba el inicio de un proceso de extradición en su contra.

Como corolario a su nefasto gobierno, dejó al país con un déficit del sector público de $ 1.400 millones de sucres, equivalente al 7% del Producto Interno Bruto (PIB); con una caja fiscal casi vacía, salarios atrasados y alta deuda a los gobiernos seccionales. Además, dejó un retraso de US$ 300 millones en el pago de la deuda externa y una inflación acumulada en enero y febrero de algo más de 10 puntos porcentuales (El Telégrafo, 14/11/16).

 

Rosalía Arteaga

Qué se puede escribir acerca de un gobierno de… cuatro días. El 6 de febrero de 1997 cuando el Congreso Nacional cesó del cargo de Presidente a Bucaram, Arteaga se investía de Vicepresidenta, y asumió la presidencia el 7 de febrero.

Telón: la carencia de un partido político fuerte que la respaldara, su escasa experiencia política, intereses políticos y un vacío constitucional que no había sido resuelto fueron más fuertes que el derecho que debía asistirla, y el 11 del mismo mes el Congreso se inventó el cargo de “Presidente Constitucional Interino” y le entregó el poder a Fabián Alarcón (Nueva mujer, 01/04/16).

 

Fabián Alarcón

Asumió la primera magistratura el 11 de febrero de 1997. Por muchos ha sido catalogado como golpista, motejo que obtuvo a contar del 6 de febrero en la denominada noche de los tres Presidentes. Como dato freak, Lucio Gutiérrez fue el encargado de la seguridad personal del expresidente interino Fabián Alarcón. Al igual como dice el viejo aforismo popular acerca de que la sangre llama, es como si la corruptela se llamara.

El 4 de marzo de 1997 creó una Comisión Cívica contra la Corrupción para recibir denuncias, investigarlas y canalizarlas a través de la Fiscalía y de la Contraloría.

Paradojas del destino, Garita 3 le pasó la factura. Actor principal de este caso fue Franklin Verduga Vélez, hermano del ministro de Gobierno de Fabián Alarcón, César Verduga. El 9 de marzo de 1997 Luis Santana, Stalin Rugel, Víctor Lam y Guillermo Araujo, quienes en aquel entonces fueron los supervisores de esa garita –ubicada a la salida del terminal terrestre de Guayaquil- denunciaron que eran obligados a exigir dinero a los choferes de las diferentes cooperativas para entregarlo a los dirigente de la aquel Comisión de Tránsito del Guayas (CTG).

Parte del dinero recaudado era para Verduga, quien también fue acusado de presunto nepotismo: su cuñado Carlos Morales fue presidente del directorio de la CTG; su concuñado Enrique Pine, director ejecutivo; su hijo Franklin Verduga Rodríguez, asesor de Morales; y su sobrino Raúl Anchundia, jefe de almacén. Pese a que fue condenado a 4 años de prisión y a cancelar una multa equivalente a un salario mínimo vital y cuatro veces la cantidad de dinero que habrían recibido de manera ilegal, Verduga apeló la sentencia y fue absuelto por falta de pruebas en marzo de 2004, a pesar del pedido del fiscal subrogante de mantener la condena. Su hermano César Verduga fue acusado por los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito. Él habría contratado estudios y encuestas por $ 6 millones, cuyos resultados fueron incinerados por tratarse de documentos reservados. Para no responder por el hecho, Verduga huyó a Estados Unidos y luego se radicó en México. En marzo de 1999 fue apresado en ese país, por el pedido de extradición; dos meses después fue liberado (El Telégrafo; 14/11/16).

Santana, Rugel, Lam y Araujo también denunciaron que eran usados como seguridad privada para el domicilio de Verduga y en ocasiones de sus familiares y amigos. Debían abandonar su puesto como vigilantes de la CTG para realizar mandados o usados como choferes de los Verduga.

Culminó su período a cargo del Ecuador el 10 de agosto de 1998.

Jamil Mahuad

Se dice que en árabe su nombre significa bello y/o bondadoso, lo cual en absoluto se reflejó en su gestión presidencial, la que abarcó desde el 10 de agosto de 1998 hasta el 2 de enero de 2000.

Durante su (pésimo) mandato las finanzas nacionales se vieron afectadas por la caída de la economía en un 7%, la disminución del precio del barril de petróleo a US$ 7 y una inflación de 60,7%, que produjo el cierre de una treintena de instituciones bancarias entre 1998 y 1999 (El Comercio, 21/01/16).

En diciembre de 1998, por presiones de los grandes deudores de la banca privada y de algunos banqueros inescrupulosos, Mahuad creó la Agencia de Garantía de Depósitos. El Estado controló entonces la administración de varios bancos que tenían problemas económicos y debían entrar en proceso de liquidación, y asumió la deuda privada haciéndose responsable de su pago y liquidación.

Ante esta situación de umbral de desastre económico los ciudadanos empezaron a retirar su dinero del sistema bancario, precipitando una situación que alcanzó su clímax en marzo de 1999, cuando en un desesperado intento por resolver la crisis derivada de su desacertada política económica, el gobierno dispuso que se “congelaran por un año” los sucres y dólares de todos los depósitos y cuentas corrientes y de ahorros existentes en todos los bancos del país. Es la época del feriado bancario donde Guillermo Lasso obtiene suculentos recursos económicos y crea 2 millones de empleos en el extranjero, debido al éxodo de ecuatorianos para rehacer sus vidas fuera de las fronteras tras haber perdido todos sus ahorros.

Esta medida, que atacaba el patrimonio individual significó un devastador golpe a la economía ecuatoriana. Repentinamente los ecuatorianos quedaron sumidos en la miseria; el precio de la gasolina fue elevado en casi un 50%, y el I.V.A fue aumentado al 12%.

Con este lúgubre panorama el 21 de enero de 2000 Mahuad fue derrocado cuando las Fuerzas Armadas le retiraron su apoyo luego de que los miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), se tomaran las calles de Quito y avanzaran al Congreso Nacional, apoyados por un grupo de coroneles de las Fuerzas Armadas quienes actuaban de manera independiente a la institución militar. A la media noche se anunció la creación de un triunvirato que ejercería la función ejecutiva del país.

 

Triunvirato: Antonio Vargas, Carlos Solórzano y Lucio Gutiérrez

¡Un día!

 

Gustavo Noboa

Gobernó a partir del 22 de enero de 2000. Renegoció la deuda externa tras la moratoria unilateral de los bonos Brady realizada por Mahuad. Durante su gobierno, Ecuador fue declarado como el país más corrupto de Latinoamérica.

El año 2002 fue involucrado por su exministro de Economía Carlos Julio Emanuel en un escándalo de corrupción que estalló en el país por el trámite de partidas presupuestarias en la cartera de Finanzas. Emanuel manifestó que Noboa y su hermano, Ricardo, presidente del Consejo Nacional de Modernización, autorizaron modificaciones a las partidas presupuestarias con fines del manejo político del Estado.

2003 también le acarreó dolores de cabeza a Noboa. Un cura pone al descubierto la ineficiencia o negligencia del expresidente Noboa Bejarano. Carlos Flores, actualmente prófugo, fue nominado por sugerencia del exgobernante como gerente de la CAE en Quito y, según la Fiscalía del Estado tiene indicios de responsabilidad por enriquecimiento ilícito…Era el capellán de Gustavo Noboa.

El 15 de enero de 2003 terminó su gobierno.

 

Lucio Gutiérrez

Ocupó la primera magistratura a contar de enero de 2003. Motejado con abyectos calificativos que tenían palmarios argumentos.

Fue tachado de nepotista. Lo que resultó inevitable a medida que se divulgó el número de parientes que estaban recibiendo puestos laborales en el Estado. El presidente colocó a sus tres hermanas: Janeth, a quien hizo su secretaria particular, Paola, a la que nombró coordinadora general de Banco del Estado (BEDE), y Susana, encargada de misión en la Embajada ecuatoriana en Buenos Aires. El esposo de Janeth Gutiérrez, Gualberto Napoleón Villa Barragán, un coronel retirado de la Policía, fue designado presidente ejecutivo del Fondo de Solidaridad, un organismo clave encargado de financiar los programas de desarrollo social, aunque su gestión aquí iba a ser efímera. Varios familiares del cuñado del jefe del Estado recibieron importantes nombramientos en el Fondo de Solidaridad y en las empresas estatales Petroecuador, Petrocomercial, Petroproducción y Pacifictel, así como en el servicio diplomático.

Por la línea materna de Gutiérrez encontramos a un tío, Mario Aníbal Borbúa Bohórquez (gerente general del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE). Y lo mismo sucedía con la familia materna del primo Renán Borbúa. En añadidura, una hermana de la primera dama, Rocío Bohórquez Romero, tomó asiento en el Directorio de Andinatel y en calidad de presidenta del mismo.

Ya habían tenido que dimitir cinco altos cargos del oficialismo, entre ellos el ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, Nelson Álvarez Sánchez (tras revelarse que arrastraba una orden judicial de arresto por estafa desde 1996 y una denuncia por falsificación de documento bancario y desfalco desde el año pasado), y el propio cuñadodel presidente, Napoleón Villa (acusado de haberse embolsado irregularmente haberes de la Policía en 1994) (Cidob.org).

Las denuncias de “irregularidades comprobadas” no cesaban: el Ministro de Desarrollo Humano, Patricio Ortiz debió renunciar a su cargo envuelto en acusaciones que lo involucraban en un oscuro asunto relacionado con un sobreprecio o negociado, perpetrado en la adquisición de ciertos insumos destinados a socorrer a pobladores indígenas afectados por las erupciones del volcán Tungurahua. Al iniciarse el 2004 la situación social y política no había cambiado, y los indígenas, clamaban y proponía por todos los medios propiciar un nuevo levantamiento para “repetir el 21 de enero del 2000”; pero afortunadamente para el gobierno, si bien la situación económica de los ecuatorianos no había mejorado, tampoco se había deteriorado, y esto mantenía al pueblo relativamente tranquilo. Gutiérrez fue investigado por acusaciones de haber utilizado recursos públicos en apoyo del partido de gobierno y de sus candidatos durante las elecciones seccionales de Ecuador de 2004.

El 8 de diciembre de 2004 el gobierno de Lucio Gutiérrez sustituye a 27 de los 31 jueces del Tribunal Supremo por magistrados afines. La oposición le acusa de querer facilitar el retorno de su amigo el ex presidente Bucaram, acusado de corrupción y exiliado durante ocho años en Panamá.

En febrero de 2005, unas 70.000 personas toman las calles de las principales ciudades de Ecuador para protestar por la injerencia de Gutiérrez en la Justicia. Consideran que es un signo de ausencia de separación de poderes democrática y autoritarismo de su presidente.

El 14 de abril de 2005 Gutiérrez decreta el estado de excepción en Quito por las manifestaciones de miles de ecuatorianos, pero se ve obligado a levantarla 24 horas después. La medida sólo sirvió para avivar el descontento popular e impulsar a más gente a salir a la calle.

Finalmente, el 20 de abril de 2005 Gutiérrez intenta huir del país ante la presión popular, mientras en la calle se producen incidentes entre la policía y los manifestantes. Brasil concede asilo al nepotista y el Congreso ecuatoriano le destituye por abandono del cargo.

 

Alfredo Palacio

Su mandato comenzó en abril de 2005. Como todo funcionario público, debió presentar su declaración de bienes al inicio y al final de su gestión, cosa que lo hizo pero de manera parcial, según lo denunció la Fiscalía.

De acuerdo a la investigación realizada por esta institución, Palacio está acusado por no haber declarado algunos bienes adquiridos en Estados Unidos a nombre de sus familiares y el de su mujer, durante el ejercicio del poder, como las casas valoradas en dos millones de dólares. Las cuentas que tiene en el Banco del Pacífico a nombre de su esposa y la inversión por US$26.164 en el Banco Unión Planter-Miami a nombre de Palacio, que hasta el 21 de julio de 2008 no entregó a la Contraloría la documentación respectiva. Los accionistas o dueños del bien son María Paret de Palacio, Linka Palacio y Cristina Suros.

El ex mandatario tampoco declaró cuentas por cobrar a su favor, una por 280 000 dólares, a la firma IescCorp USA; y otra por USD 55 000, a la compañía Born 2 Learn. En estos casos la Fiscalía no cuenta con la documentación suficiente y competente que justifique la naturaleza, origen y legitimidad de estos derechos a favor del acusado.A nombre de esta firma, la familia Palacio-Paret adquirió en el año 2000 una propiedad en USD 262.500. El bien fue refinanciado en febrero del 2005 por USD 622 000, y en el 2007 por USD un millón 800 mil dólares (Ecuadorinmediato.com, 02/10/08).

Su ministro de Economía, Rafael Correa, propuso eliminar el fondo petrolero FEIREP y sustituirlo por una cuenta especial en el presupuesto, denominada CEREPS. También se creó un fondo petrolero denominado FEISEH, para priorizar inversiones en electrificación e inversión en explotación hidrocarburífera. Terminaron así, eliminando el fondo de estabilización de los ingresos petroleros (FEIREP) al que, Correa especialmente, acusaba de ser un mecanismo que favorecía los intereses de los tenedores de bonos de la deuda pública y lo sustituyó por la “Cuenta de reactivación productiva y social” (CEREPS), que distribuía dichos recursos entre diferentes rubros (pero que revertía al presupuesto al final de cada año).

Culminó su período presidencial en enero de 2007.

 

 

Alianza País (La década ganada)

Pobreza

En 2007, el porcentaje de personas pobres por ingreso era de 36,7 por ciento, cifra que ha descendido hasta llegar al 23,3 por ciento en 2015, lo que indica que más de un millón de ecuatorianos superaron la pobreza; en el caso de la pobreza extrema, Ecuador registra un descenso de ocho puntos porcentuales desde el 2007, ubicándose, en 2015 en 8,5%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos en su encuesta nacional del año 2015.

La pobreza por ingresos urbana y rural ha experimentado un descenso significativo. La urbana experimentó una baja del 24,3 al 16,4 por ciento mientras que la rural se desplomó del 61,3 al 35,3 por ciento, evidenciando que cada vez hay menos pobres en las ciudades y los campos.

 

Reducción de la desigualdad

El crecimiento económico ha beneficiado a los ecuatorianos. La relación del ingreso promedio del 10 por ciento más rico con relación al 10 por ciento más pobre, en número de veces, bajó 42 a 25, acortando la brecha entre quienes reciben reciben más ingresos y los que menos dinero perciben, es decir, entre 2007 y 2015, el quintil más pobre duplicó su ingreso mensual per cápita.

Ecuador es uno de los países que más redujo la desigualdad en América Latina. Entre 2007 y 2013, el país suramericano bajó su coeficiente de Gini en 6 puntos (del 0,55 al 0,49), mientras en el mismo lapso Latinoamérica lo redujo apenas dos puntos (0,52 al 0,50).

 

Educación

La tasa neta de matrícula en educación básica subió del 92 al 96 por ciento en ocho años y el total de matriculados en el sistema público aumentó de dos millones 604 mil a tres millones 479 mil.

Entre 2007 y 2015, la matrícula de la población más pobre incrementó seis puntos porcentuales, pasando del 89,0 por ciento a 95,4 por ciento.

En educación superior, Ecuador es el país que más invierte con 2,00 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), superando a Bolivia, Paraguay y Uruguay, que se encuentran por debajo del 2 por ciento. Una señal de esa inversión es la cantidad de becas, que en el período de 2007 al 2015 llegó a 14 mil 276 estudiantes, en contraste con apenas los 237 estudiantes que lograron una beca desde el año 1995 al 2006.

El Gobierno de Rafael Correa ha destinado más de mil millones de dólares para nuevas universidades: la Universidad de las Artes, la Universidad Regional Amazónica; la Universidad Nacional de Educación; y el proyecto Yachay, que funge como una ciudad del conocimiento.

 

Economía

Uno de los aspectos más significativos de la Revolución Ciudadana es la estabilidad y el crecimiento económico. A pesar de la crisis del capitalismo mundial, Ecuador creció en promedio del PIB con 3,9 por ciento entre 2007 y 2015, comparado con el 2,9 por ciento de Latinoamérica, de acuerdo con el balance presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en diciembre de 2015. Eso ha permitido que el Gobierno haya destinado el 9,0 por ciento de su PIB para inversión pública.

Uno de los problemas que tuvo el Ecuador previo a la llegada de Correa fue la gran evasión de impuestos. Desde el 2000 hasta el 2006, los tres gobiernos de ese período recaudaron apenas 21 mil 338 millones de dólares, mientras que la Revolución Ciudadana ha triplicado esa cifra, con 88 mil 177 millones de dólares, según datos del Servicio de Rentas Internas.

Ecuador mantiene bajos índices de inflación con la Revolución Ciudadana. En 2015 registró una inflación anual de 3,67 por ciento frente al 2,70 por ciento de 2013, según el último reporte del Índice de Precios al Consumidor (IPC), publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) a principios de esta semana.

 

Desempleo y seguridad social

Las cifras de desempleo son motivo de orgullo para el Gobierno ecuatoriano tras poseer la tasa más baja de Sudamérica con 4,3 por ciento al 2015, por debajo de Perú, Argentina y Chile, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Otro indicador de justicia social es el salario básico, que antes de la Revolución Ciudadana era de 160 dólares y ahora es de 366 dólares. “El salario antes cubría el 40 por ciento de la canasta básica, mientras que ahora cubre el 100 por ciento. Por eso decimos que es un salario digno”, afirmó Pabel Muñoz, titular del Senplades.

La cobertura de la seguridad social para los empleados a escala nacional presenta una tendencia creciente. en el 2015, el 67 por ciento de los ocupados plenos poseen afiliación a la seguridad social (IESS) frente al 43,6 por ciento de junio de 2013 y el 26,0 por ciento de junio de 2007, de acuerdo a la Encuesta de Empleo, Subempleo y Desempleo, 2009-2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo.

El número de personas afiliadas al seguro social se incrementó de manera significativa. En el año 2015, el IESS reportó 3 millones 145 mil 015 afiliados al Seguro General Obligatorio y mil millones 227 mil 983 personas cubiertas por el Seguro Social Campesino.

 

Salud

El Estado ha invertido 13 mil 500 millones de dólares en salud en los últimos 9 años, indican las cifras del Ministerio de Salud de Ecuador. El país cuenta con 21 hospitales nuevos, Alrededor de 20 mil nuevos profesionales médicos se han sumado al sistema público, mil 200 de ellos ecuatorianos que habrían migrado del país durante la crisis de los 90, acogiéndose al programa “Ecuador saludable vuelvo por ti”.

El Gobierno ha dado atención prioritaria a la salud, teniendo como objetivo para el 2016 que el país alcance el estándar recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2 camas hospitalarias por cada mil habitantes.

La OMS ha destacado la reducción de la desnutrición, que bajó del 1,1 por ciento en el 2007, al 0,4 por ciento en el 2014.

Otro de los grandes logros en este ámbito es el incremento del número de consultas en los hospitales públicos. En el 2006 se registraron 16 millones consultas, mientras que en el 2015 el número de consultas fue de 38 millones, demostrando el éxito de la inversión social en salud pública.

 

Patricio Mery Bell
Periodista chileno con estudios de especialización en Alta Gerencia Pública, consultor político internacional. Autor de tres libros de investigación periodística, director y fundador del medio electrónico http://www.panoramasnews.cl asesor de dos campañas presidenciales chilenas, asesor de munipalidades, senadores, diputados y altos funcionarios de gobierno en Chile.

Deja un Comentario

  • (no será público)