En 1970 Agustín Edwards, dueño del Mercurio chileno, viajó hasta Estados Unidos para firmar un suculento acuerdo económico con Richard Nixon y Henry Kissinger. Recibir financiamiento y apoyo de por vida a cambio de boicotear, generar una campaña del terror y desestabilizar el gobierno democrático de Salvador Allende, para ello, El Mercurio y también grupos políticos como la Democracia Cristiana recibieron dinero para tumbar al Presidente Chileno.

Edwards logró botar a Salvador Allende, conspiró y defendió durante 17 años la sanguinaria dictadura de Pinochet. Este dato histórico, demuestra  como el poder de la prensa, el poder financiero y la injerencia de la CIA no tienen límites a la hora de desestabilizar países.

En Ecuador el libreto es el mismo pero modernizado. Grupos de ultra derecha ya negociaron dos cosas con el imperio: privatizar los recursos naturales, sobre todo el petróleo y permitir que USA coloque una base militar en territorio ecuatoriano, a cambio Guillermo Lasso y Dalo Bucaram, han recibido financiamiento y apoyo logístico de los hermanos Isais y de la CIA, esto quedó demostrado en el show mediático armado por el prófugo de la justicia Carlos Parejas.

LA PRÓXIMA OPERACIÓN

En los próximos días y luego que entre en vigencia el silencio electoral, que no permite realizar campaña hasta el día de las elecciones un medio extranjero CNN, NTN 24 o El Miami Herald publicarán una lista de personas mencionadas por los corruptos de Odebrecht como quienes habrían recibido sobornos.

Recordemos que en Ecuador Rafael Correa y Jorge Glas, expulsaron a esta empresa del país, justamente por incumplimiento de contratos y por casos de corrupción, permitiéndoles regresar solo cuando pagaron las multas y mitigaron el daño provocado.

Estos medios intentaran emporcar aún más la campaña presidencial, acusando directamente al Presidente Correa y al vicepresidente Jorge Glas, en estos casos de sobornos, para ellos utilizaran “confesiones” de los dueños de Odebrecht que ya negociaron con el FBI y la CIA, estos serán recompensados por inculpar a gente inocente. Para darle más seriedad al golpe comunicacional  se designó al juez  Raymond Deaire, el mismo que realizó la investigación por casos de corrupción en la FIFA, para intentar boicotear el mundial de fútbol en Rusia.

Raymond Dearie, Juez del Caso Odebrecht fue nombrado por Nixon en 1971 como Fiscal Federal Adjunto de Nueva York y en 1974 como Jefe de la Sección de Delitos Generales. Presidente de ética reñida con ley (Watergate), quien además fue el artífice del derrocamiento de Allende. Para lo cual junto a Henry Kissinger financiaron al dueño del Mercurio, Agustín Edwards para montar una campaña del terror en contra del socialismo democrático. Dando su carrera el gran salto profesional al ser nombrado por Reagan, el Presidente del Irán-Contras, del Golpe de Estado de la CIA en Granada y la invasión a Panamá, como Fiscal para el distrito Este de Nueva York, interesante trayectoria para el gatillero de turno.

Patricio Mery Bell
Periodista chileno con estudios de especialización en Alta Gerencia Pública, consultor político internacional. Autor de tres libros de investigación periodística, director y fundador del medio electrónico http://www.panoramasnews.cl asesor de dos campañas presidenciales chilenas, asesor de munipalidades, senadores, diputados y altos funcionarios de gobierno en Chile.

Deja un Comentario

  • (no será público)